Bienvenidos!


jueves, 30 de mayo de 2013

Tazas Rosenthal, C. 1938.

Hay ciertas vajillas y vajillas. Personalmente soy partidaria de darle uso a todo lo que tenemos. Pero hay piezas que, ay!, se las ve tan delicadas que parece que fueran a esfumarse cuando intentamos agarrarlas.
Es el caso de es estas deliciosas tacitas de café que por mas que presenten algunos signos de desgastes en algunos filetes encandilan con su belleza.
Son alemanas, Rosenthal de C.1938.
Si bien puedo imaginarme un rico café en ellas, no puedo romper con el hechizo místico que para mi representan este tipo de objetos.
Usarla o no usarla, esa es la cuestión.
Dejo las fotos:


Y el sello:

Adiós!

1 comentario:

  1. Hola Vicky! Me encantan esas tacitas y comparto totalmente, también me gusta usar la vajilla buena pero a veces...mmmm.
    Hace falta que te diga que las tacitas infantiles no se las dejo tocar a NADIE? jaja
    Besos y gracias por tu visita! Silvina

    ResponderEliminar